¿Cuáles son los grandes mitos
del emprendimiento?

Mitos del emprendimiento

¿Querés iniciar un nuevo negocio? primero debés cuestionar todos tus conocimientos sobre cómo hacer negocios. Hay muchos mitos sobre el emprendimiento que harán tropezar a los nuevos emprendedores.

mitos del emprendimientoAsí que antes de invertir tiempo y dinero en función de lo que creés saber, es aconsejable tener una comprensión clara de las expectativas en términos de tiempo, costo, planificación y compromiso.

A continuación, presentamos algunos mitos empresariales comunes que pueden ayudarte a crear perspectivas realistas y mejores oportunidades de éxito.

Mito 1. Cuando comenzás tu propio negocio, tenés más tiempo

Si por libertad quieres decir “la libertad de trabajar muchas más horas que un empleado asalariado”, entonces sí, justo eso es lo que tendrás. Después de que tu negocio esté bien establecido y sea rentable, es posible que podás llegar a un punto en el que trabajés lo normal.

Relacionado: Aprendé a administrar tu tiempo

Mito 2. Necesito un nuevo concepto de producto o servicio para tener éxito.

Pensá en el tiempo que tardan los seres humanos en fabricar, vender y comprar cosas. Durante miles de años, las personas han usado ropa, ingerido alimentos, usado algún tipo de transporte, etc. Estos elementos han evolucionado con el tiempo, pero nunca ha habido nada nuevo que haya logrado un gran éxito.

Relacionado: Desarrollo y análisis de ideas de negocio

Mito 3. Puedo iniciar un negocio hoy sin dinero.

Es posible que podás iniciar un negocio con el costo inicial más bajo, o podás comenzar con el dinero de otra persona; de todos modos, necesitás algo de capital.

Mito 4. Como propietario de un negocio, vale la pena hacer cualquier cosa por cuenta propia.

Quizás al principio podás lidiar con facturas, producción, marketing y más, pero en algún momento tu tiempo será más valioso que las tareas en el trabajo. Una vez que se alcanza este punto, los costos de oportunidad se pierden cada vez que se dedica tiempo a tareas que se pueden delegar en lugar de desarrollar nuevos productos o expandir mercados.

Mito 5. La familia y los amigos pueden ayudarnos a comenzar nuestro negocio.

En primer lugar, trabajar con familiares y amigos es una habilidad experta que ni siquiera los propietarios de negocios experimentados pueden dominar. La dinámica del trabajo puede afectar las relaciones interpersonales fuera de la oficina. En segundo lugar, pedirle a cualquiera que trabaje en tu empresa de forma gratuita devalúa su trabajo, y por lo tanto no invierten la atención y el tiempo que un proyecto necesita.

Al tener claro lo que realmente implica comenzar un negocio, es posible que debás cambiar tu enfoque antes de comenzar. Pero al saber lo que podés esperar, es más probable que comencés por el camino correcto.

En CENSA te invitamos a conocer el programa Técnico de Administración de Empresas, donde aprenderás habilidades para los negocios.

Compartilo en